El uso de ropa de seguridad laboral es un indicativo de eficacia que aporta diferentes aspectos positivos a la empresa. Estas prendas protegen al trabajador, benefician a la empresa a nivel legal, incrementan la productividad, contribuyen a que se creen unas condiciones de trabajo más higiénicas, colaboran al reconocimiento físico de los empleados y son un ejemplo de motivación, ya que el trabajador se siente identificado con la empresa y con su pertenencia a un equipo.

Dentro del catálogo de ropa de seguridad laboral pueden distinguirse múltiples prendas adecuadas a cada tipo de tarea que se vaya a realizar. La ropa de alta visibilidad o ropa con elementos reflectantes es indispensable para llevar a cabo trabajos donde la persona necesite estar completamente visible, para de esta forma evitar accidentes que podrían causar lesiones graves. La ropa reflectante suele utilizarse en trabajos en carretera o en recintos cerrados donde constantemente estén circulando coches y camiones. Del mismo modo, prendas como los chalecos reflectantes son obligatorios en el sector de la construcción, donde se trabaja habitualmente con máquinas que podrían entrañar un peligro para el personal de la obra.

La ropa de alta visibilidad no incluye solo los chalecos, ya que existen trabajos de exterior en los que se está expuesto a las diferentes inclemencias del tiempo. Es por ello que la ropa reflectante más popular son las parkas y chubasqueros, estos últimos ideales para las labores bajo la lluvia. Si un trabajador se siente cómodo, cálido y seco en su lugar de trabajo la productividad aumenta, así que la ropa de seguridad laboral es totalmente necesaria para desempeñar casi cualquier trabajo. También se encuentran disponibles pantalones impermeables y reflectantes, calcetines térmicos o guantes o pasamontañas, para completar el vestuario de seguridad.

En los trabajos tanto exteriores como interiores, en los que el trabajador se encuentre sometido a unas temperaturas de frío extremas, la ropa térmica se convertirá en su mejor aliada. Dentro de estas prendas se encuentran las chaquetas, chalecos, calcetines, guantes o jerséis que ayuden al empleado a mantener su temperatura corporal, evitando de esta forma problemas en la salud del trabajador que pueden ocasionar lesiones tan graves como un estrés térmico. Los materiales utilizados para ropa de trabajo que se adapten a las tareas con poca visibilidad, frío o lluvia, está elaborada con materiales resistentes y de buena calidad, pensando en todo momento en la seguridad y salud de los trabajadores.

Para cualquier duda sobre ropa de seguridad laboral contacta con nosotros aquí