Las tablas o fibras de corte que sirven de base pueden ser de diferentes medidas y grosores, que pueden ir desde los 15 mm hasta los 100 mm. El mejor material que hay hoy en día para estas tablas de corte es la fibra de polietileno.

Polietileno

El uso de este material va en aumento por sus múltiples virtudes. Tiene una viscosidad de fundido muy alta, casi infinita, y sólo puede ser transformado por sintetización de polvo.  Posee una buena resistencia química, no es tóxico, no tiene olor, tiene poca permeabilidad para el vapor de agua, es muy ligero de peso y tiene unas excelentes propiedades eléctricas. Cada vez está más presente en tuberías, revestimientos, utensilios caseros, envases,… Es un material que también se utiliza en aparatos quirúrgicos, juguetes e incluso en artículos de fantasía.

El primer uso que se le dio estaba basado en sus propiedades eléctricas y se utilizaba como aislante en los cables submarinos y diferentes formas de recubrimiento. Ya en la actualidad se están empezando a utilizar para envases, botellas…por sus propiedades de resistencia al agua.

Las tablas de cortar hechas de polietileno de alta densidad ofrecen:

  1. Alta durabilidad
  2. Más resistentes a la abrasión, un 25%
  3. Rigidez
  4. Soporta el proceso de lavavajillas industriales sin deformarse

Las placas de Polietileno para mesas de despiece protegen el filo de las herramientas. Estas tablas no sólo evitan que la mesa se estropee sino que los cuchillos y los materiales de corte no pierdan el filo. No absorben los líquidos, por lo que son mucho más higiénicas que la madera y su limpieza es mucho más sencilla.

Colores por grupo de alimentos

Hay de diferentes colores para evitar la contaminación cruzada y la mezcla de sabores y olores. La clasificación de colores es la siguiente:

  • Amarillo: Carnes blancas
  • Azul: Pescados y mariscos
  • Verde: Frutas y verduras
  • Rojo: Carnes rojas
  • Marrón: Carnes cocinadas y fiambres
  • Blanco: Pastas, pan, bollería y quesos